Residència geriàtrica

Elegir residencia geriátrica -Los ingresos en residencias pueden decidirse por muchos motivos.

Hay que tener en cuenta tanto a la persona que será residente como al entorno social en el que se encuentra. Puede que el estado físico o mental impida que reciba los cuidados pertinentes por parte de la familia, que las necesidades excedan su capacidad.

Esto puede darse por muchos factores. O, simplemente, puede que el futuro residente quiera pasar su vejez recibiendo los mejores cuidados desde el primer momento. Ahora bien, cuando se ha tomado la decisión de ingresar en una residencia, es importante tener en cuenta ciertos factores.

elegir residencia geriátrica
Elegir Residencia Geriátrica

¿Qué factores se deben tener en cuenta? – Elegir residencia geriátrica

En primer lugar, es muy importante asesorarse correctamente. Si se conoce a alguien en las residencias entre las que se plantea el ingreso es muy buena idea preguntarle, así como a sus familiares y amigos. Hay muchos tipos de residencias y sus capacidades y adaptaciones varían enormemente.

Es importante tener la seguridad de que podrán dar los servicios solicitados antes de ir.

En segundo lugar, es muy buena idea visitarlas. Ver el lugar, el entorno en el que se encuentra, las instalaciones de las que dispone.

La disposición a enseñarla es un muy buen indicador de calidad. Así podremos comprobar el nivel de limpieza, el orden, si el mobiliario está deteriorado o no, o hasta qué punto. Si es posible ver incluso lugares como la cocina, mejor.

Además, aprovechando la visita, es buena idea preguntar por los servicios, como los menús.

Pero no hay que quedarse ahí, resulta muy interesante saber si cuentan con servicios médicos y de enfermería o si es externo. Si la disponibilidad es continua o sólo durante unas horas o unos días concretos.

Para los servicios de fisioterapia también conviene saber estas cosas, para poder elegir mejor la residencia que más se adapte. Y, sobre todo, el valor que le dan a mantener y conservar la autonomía de la persona.

Obviamente, el precio es un factor importante, así como los tipos de contrato, las cláusulas que contienen, etcétera. Elegir una residencia no es sencillo. Lo importante es seleccionar aquella que se adecue lo máximo posible a las necesidades.

Elegir residencia geriátricahttps://www.aramis.ad

139 comentarios

Los comentarios están desactivados.